LA RELATIVIDAD DE LOS ASPECTOS

LA RELATIVIDAD DE LOS ASPECTOS
agosto 12, 2017 juantrigo
In ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA

Hoy quisiera proponeros un motivo de reflexion acerca del efecto de los aspectos en una Carta Natal considerándola nuestra herramienta de desarrollo personal.

Desde muy antiguo interpretamos los trinos como aspectos facilitadores y las cuadraturas como dificultades, pero realmente, ¿cuales son los que nos permiten crecer?. En muchos libros de astrología leemos que los primeros pertenecen a la clasificación de “Aspectos Armónicos” y los segundos a la de los “Aspectos Inarmónicos”, pero para este caso creo que deberíamos revisar el concepto de “Armonía”. El trino, como aspecto ligado a la numerología del 3 (la expresión máxima de la armonía), nos indica que entre los planetas involucrados en ese aspecto la energía fluye sin obstáculo y por ello en los asuntos de la Carta Natal regidos por ellos no parecen haber dificultades sino todo lo contrario, mientras la cuadratura por estar ligada al numero 4 (el simbolismo de la cruz) nos indica esfuerzo, tensión, crisis.

Durante la mayor parte de mi aprendizaje en astrología he ido buscando los trinos como aspectos de bienestar y facilidad, mientras que iba temiendo la aparición de las cuadraturas como fastidiosas formas de poner las cosas difíciles. Pero ¿Realmente es así? Desde luego, pero lo es en apariencia, ya que si nos tomamos la vida como cualquier movimiento en el universo, es decir una oportunidad de cambio, de transformación, entonces hay un elemento del que carece el trino y que esta presente sobradamente en la cuadratura: el esfuerzo

Desde el aprendizaje más elemental a las grandes gestas que somos capaces de llevar a cabo y que la vida nos plantea, no conseguimos nada sin esfuerzo, y normalmente el esfuerzo no nace de la comodidad sino del estímulo, de la necesidad, de la crisis.

Para ejemplificar la mayoría de las situaciones en la vida de una personas hay un cuento de la tradición sufi, que para lo que acabo de describir me parece oportuno, lleva por titulo: “Néctar”.

La ausencia de tristeza puede producir amargura.
El cuento de la abeja ilustra este dicho.
Tras un largo invierno, la abeja encontró un lecho de flores.
Tres días después exclamó:
-No puedo descubrir que le ha pasado a este néctar… ¡Se ha vuelto tan agrio!

La abeja mantiene su actividad vital en el estímulo de la búsqueda de flores en las que libar el néctar, pero si llega a un entorno en el que no ha de preocuparse por buscar y simplemente tiene un mismo néctar al alcance de su aguijón, su ritmo se ralentiza y lo que era descubrimiento se torna cotidianidad, aburrimiento: el néctar, aún siendo el mismo, ya no le estimula porque no ha de mover su vitalidad para buscarlo.

Como decía, la tradición ancestral ha creado un cuento para hacernos reflexionar sobre cada situación en la que nos encontremos, y seguramente algo de tu situación presente te debe resonar en el caso de “Nectar”. Pues bien, si miras tu Cata Natal seguro que puedes hacerlo corresponder con aspectos concretos, y de ellos trata de identificar cual es el que te ha hecho crecer más. ¿Lo intentas? Probablemente te lleves una agradable sorpresa.

Juan Trigo | Agosto 2017

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*