LOS QUINTILES. LOS ASPECTOS HUMANOS EN ASTROLOGÍA

LOS QUINTILES. LOS ASPECTOS HUMANOS EN ASTROLOGÍA
febrero 24, 2018 juantrigo
In OTROS

¿Porque interpretamos los quintiles y biquintiles como aspectos que los relacionan con nuestra esencia humana?

 

La deducción de los símbolos de los aspectos en astrología, como el de las casas y signos, se remonta al concepto básico de número. Y tiene su origen en uno de los principios de la filosofía hermética situados en el tiempo en el antiguo Egipto (con la correspondencia entre el  mítico Hermes y el dios Thot) y según el cual todo en el universo es vibración. Luego, la astrología grecolatina con Pitágoras asocia el número a la vibración y de ahí salen la mayoría de los conjuntos simbólicos como los 7 días de la semana, los 12 meses del año, 12 signos del zodíaco, etc.

 

El número 5 sale del punto de la cruz, que está simbolizado por el número CUATRO y significa ESFUERZO. Y entre otros esfuerzos, uno de los más importantes: el parto. De ahí que en diversas simbologías  posteriores del medievo, como la de Leonardo da Vinci, en cinco de asocia con lo humano, con el espíritu que lo diferencia de las demás especies vivas.

 

El quintil es el resultado de dividir el círculo zodiacal de 360 o por 5 y el biquintil por 10. Por este motivo interpretamos a estos aspectos buscando en nuestra carta natal nuestro origen humano.

 

¿Qué es lo que distingue al ser humano del resto de las especies? En los textos sagrados de diversas corrientes religiosas se indica que el Creador diferenció al ser humano por su única capacidad de poder elegir entre dos opciones. El ejemplo de Adan escogiendo comer del fruto prohibido.

 

Esa facultad de elegir, incluso elegir un absurdo, no la tiene ninguna especie en el planeta.

 

En la interpretación de la carta natal los quintiles y biquintiles no indicarán que puntos de nuestra personalidad podríamos desarrollar en conexión con nuestra naturaleza única humana.

 

Siempre se han calificado como aspectos menores y muchas veces no los tenemos en cuenta, porque pensamos que frente a las cuadraturas y sus efectos demoledores o los trinos y sus efectos placebo, no vale la pena prestar atención. Sin embargo pueden darnos mucha información incluso sobre cómo tratar los aspectos mayores, es decir, con ese toque de libertad propio del ser humano de tomarse incluso los grandes desastres con espíritu crítico y autonomía, tal vez, porque en definitiva los desastres solo son la otra cara de la moneda de las victorias.

 

Juan Trigo

Febrero 2018

 

 

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*