¿PARA QUE ME SIRVE LA ASTROLOGÍA? Para entender mi relación de pareja

¿PARA QUE ME SIRVE LA ASTROLOGÍA? Para entender mi relación de pareja
octubre 20, 2017 juantrigo
In OTROS

Desde que en 1984 publiqué nuestro libro TEST ASTROLÓGICO DE LA PAREJA he asistido en consulta a centenares de relaciones, presentando una amplísima casuística en las siempre complejas interacciones emocionales entre dos personas que viven en pareja. En 1996 el creador el software astrológico Astrocalc introdujo los cálculos de nuestro método en el menú de las opciones de sinastría, con lo cual se hace muy rápido tener en pantalla los cuatro criterios del libro que indican los aspectos que unen a la pareja y los de conflicto, y que explicaré en otro artículo. Sin embargo, me he dado cuenta que es mucho más ilustrativo estudiar las Cartas Natales de cada persona por separado que la comparación de ambas Cartas Natales entre sí, para ver la predisposición que tiene cada una para tener una relación de pareja estable y creativa.

En efecto, en la propia Carta Natal podemos ver claramente qué predisposición tiene la persona para relacionarse con otra en pareja. Por ejemplo, podemos ver cómo es su visión del mundo y de la propia vida, y si se muestra optimista o, todo lo contrario, si pone energía en conseguir sus sueños, o se deja llevar por las circunstancias y prefiere refugiarse en la rutina. Podemos encontrar en una Carta Natal si la persona necesita apoyarse en su cultura o busca ciertos grados de libertad, en fin, qué es lo que espera de su propia vida, ya sea en su profesión, en su realización personal, buscando comodidad en el hogar o, todo lo contrario; la aventura y la vida mundana. Y sobre todo qué grado tiene de aceptación del otro, de tolerar las imperfecciones, de absorber lo que no le gusta y relativizarlo, o hacer de un pequeño detalle un conflicto.

La interpretación de la Carta Natal nos da respuesta a la mayoría de las preguntas que nos hacemos sobre nuestra relación de pareja y por tanto sobre cómo podemos mejorarla para que sea constructiva, para que sea un camino de crecimiento personal en base a lo que nos llega de ese espejo privilegiado que es nuestra relación con el otro. Por ejemplo, podemos ver como es la sexualidad de la persona, es decir si necesita una relación suave y maternal o prefiere que su alcoba se convierta en una selva africana, si quiere llevar la iniciativa y como quiere hacerlo, o prefiere que sea la pareja la que marque los tiempos y la forma de marcarlos.

En definitiva, de la misma manera que en la interpretación astrológica de las relaciones laborares, profesionales, etc., vemos cual es la actitud que presentamos ante los demás, y por tanto podemos prever su reacción, con mucha más razón y peso, las relaciones de pareja reflejan lo que esperamos obtener, y en la medida en la que lo necesitamos, en lugar de plantearnos qué podemos aportar. Nos quejamos porque nuestra pareja no nos da lo que pedimos, muchas veces sin pensar que esa misma queja tiene lugar en sentido contrario, como si la pareja en realidad fuéramos nosotros y el objetivo a reivindicar fuera el otro, manifestado por el absurdo: “Yo tengo razón, pero tú no”.

Nuestra pareja, el mundo, los demás, solo son un fiel espejo en el que reflejamos nuestros deseos y esperanzas, pero también los condicionamientos y patrones de conducta que arrastramos, y precisamente la misma estructura en la que está organizada la Carta Natal, en forma de espejo entre Yo y el Otro, nos permite ver claramente lo que acabamos de indicar.

Juan Trigo

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*