-       Ya está aquí otra vez esa vieja… ¡Ernesto!

Hacía más de dos años que habían comprado...