*

“En astrología esa herida que no se cura porque tiene vida propia viene indicada por la posición del asteroide Quirón, mitológicamente significa al centauro que se convirtió en taumaturgo después de haber sido guerrero, por eso sabía curar las heridas.
Es la herida que te va señalando donde te duele más y por eso es precisamente un instrumento de curación global.”

Juan Trigo