Marcar, medir, determinar, definir, cristalizar, crear imágenes de adoración por aquel axioma determinista que dice: “No cae una sola hoja de un árbol sin que Dios no lo ordene”, reza un proverbio.

Craemos nuestras propias cristalizaciones del miedo, les levantamos altares y repetimos rituales como autómatas en lugar de intuir, crear y dejar volar la mente.

Necesitamos certezas por miedo a que la realidad esté lejos de ellas, que se escape a nuestro control; efímero control.

Siempre hay algo más. Mi maestro de Raja Yoga, Sri Ram Chandra Maharaj, que divulgó la vía Sahaj Marg, nos decía que es conveniente ir más lejos cada vez en la búsqueda del conocimiento, de la relación de nosotros con nuestro entorno y que ese camino es estrictamente personal y mientras nuestro corazón siga latiendo; Nunca conformarse con lo ya aprendido, pues a cada instante surgen nuevos procesos sutiles de cambio.

Aceptar quienes somos no quiere decir dejar de explorar como podemos vivir más creativamente y por tanto sentirnos mejor con lo que compartimos.

Juan Trigo

Diciembre 2022