El destino no existe

El destino no existe

Atando cabos entre la tradición milenaria del sufismo del Asia Central y las bases científicas modernas que apoyan las transformadas metamórficas enunciadas por Ruppert Sheldrake, esta obra de ensayo pone en cuestión la vieja cita bíblica de que “todo está escrito”, que “no cae una simple hoja de un árbol sin que Dios no lo ordene”, añadiendo a sus bases teóricas la frase de John Lenon “la vida es lo que realmente ocurre cuando estamos preocupados mirando a otro lado

18,00