Quiero compartir hoy lo mejor que he leído en años acerca de lo que realmente son los pensamientos, en el artículo tan lúcido como escueto (“Lo bueno, si breve, dos veces bueno”) de Carmen Guerrero.

No hace mucho una persona muy allegada a mi me desveló el porqué la película Matrix desviaba la atención del verdadero mensaje acerca de la realidad, hacia parafernalias de ciencia ficción orquestadas en una hipotética rebelión de las máquinas, porque si hubiera mostrado que efectivamente todos vivimos una realidad virtual desde hace milenios, los mecanismos del consciente hubieran bloqueado instantáneamente este mensaje. Tal como lo presenta la película, en forma de metáfora, queda ahí, en algún plano inconsciente como simple e inocente sugerencia al estilo de “¿Y si en realidad…?”

Los yoguis, los místicos sufíes de la antigüedad, y modernos maestros como Krishnamurti, Idries Shah, etc., ya nos advierten velada o explícitamente que no vivimos la Realidad, sino una ilusión, el “Maya” de los hindúes.

A propósito, alguna operación a gran escala debe de estarse orquestando en este tercer milenio, porque se insiste?  demasiado en el concepto de la Matrix desde los mismos estamentos científicos de los EUA. El libro “Encuentros con Monroe” da algunas pistas. ¿Porqué ahora, cuando la mística oriental trabaja con ello desde la antigüedad? ¿Será solo un nuevo producto en el mercado, una nueva moda, o hay algo más que se mueve en el Inconsciente Colectivo?

Juan Trigo

Marzo 2018

Carmen Guerrero publicó:”Un niño escuchó la primera vez la palabra “pensamiento” y la asoció aquellas frases que oía dentro de su cabeza. Esa criatura era aún pequeña y como tal, dependiente y obediente. -“Si esa voz que escucho afuera es importante, la de dentro también lo se”

 

Entrada nueva en Plano Sin Fin

 

Deja volar tus pensamientos, en ellos no está la verdad

por Carmen Guerrero

Un niño escuchó la primera vez la palabra “pensamiento” y la asoció aquellas frases que oía dentro de su cabeza. Esa criatura era aún pequeña y como tal, dependiente y obediente.

-“Si esa voz que escucho afuera es importante, la de dentro también lo será, debo dar credibilidad a las voces, vengan de donde vengan”, le dijo un pensamiento.

Nadie le explicó que la mayoría de los pensamientos que tenemos son producto de un cerebro que evolucionó filogenéticamente con un sesgo negativo. Nadie se sentó a decirle que ese órgano que hay dentro de su cráneo atiende a lo malo más que a lo bueno, es especialista en anticipar catástrofes y a obsesionarse con lo que no podemos controlar. Tampoco hubo ningún adulto que le enseñara a observar sus pensamientos desde la consciencia, con distancia, como si fueran nubes que van pasando por el cielo, sin identificarse con ellos ni darles credibilidad.

El niño llegó a adulto y se convirtió en un gran rumiador. Quizás porque creció cazando pensamientos y atesorándolos apegado a ellos, como si fuesen mariposas disecadas.

Carmen Guerrero

Carmen Guerrero | febrero 27, 2018 en 11:41 pm | URL: https://wp.me/p3Y4FL-20Y

Comentario    Ver todos los comentarios

 

Cancelar la suscripción para no recibir entradas de Plano Sin Fin.
Modifica los ajustes de tu correo electrónico en Administrar suscripciones.¿Tienes problemas haciendo clic? Copia y pega esta URL en tu navegador:
http://planosinfin.com/deja-volar-tus-pensamientos-no-esta-la-verdad/