Vivir en pareja es una terapia muy eficaz para el crecimiento personal y en astrología disponemos también de varias herramientas para ayudar a entender la relación. Se basan todas esencialmente en comparar ambas Cartas Natales e ir comprobando aspecto por aspecto que es lo que une y lo que separa. Desde mi punto de vista, empleo la astrología para entender cómo mejorar nuestra vida y hacerla más creativa, y me interesan las técnicas que expliquen los aspectos que puedan utilizar los componentes de una pareja para mejorar su convivencia y hacer que su relación sea un instrumento constructivo en aras de ayudar el uno al otro en su desarrollo como ser humano.

Las principales técnicas son la comparación directa de las cartas, las llamadas Cartas Compuestas formadas por la teoría de los Puntos Medios que divulgó el astrólogo Robert Hand, la técnica de Reinhold Ebertin, y la nuestra, de Emilio Salas y mía, publicada nuestro el libro “Test Astrológico de la Pareja”, y supongo que me dejo de mencionar alguna más y también las que irán apareciendo, porque la relación de pareja es tan poliédrica que necesita constantemente actualizar lo tradicional para ir encontrando nuevas formas de adaptar los grandes cambios culturales que se ha ido dando en último siglo en cuestión de los roles femenino y masculino.

Casi todos los programas de software astrológico, también el que yo utilizo, presentan la comparación en forma de doble carta, es decir en un círculo interior una de las cartas y en el exterior la otra, pero yo prefiero hacer una copia en papel transparente de una de las cartas y colocarla encima de la otra. De esta forma es menos probable que nos dejemos aspectos, especialmente los menores, que también tienen interés.

En el mencionado libro “Test Astrológico de la Pareja” podrán encontrar las indicaciones que a mi juicio desgranan el análisis de pareja, que reproduzco someramente aquí:

 

  1. Una buena relación de pareja, como la que he descrito al principio se basa en un 70% en la predisposición que presenta cada Carta Natal por separado, puesto que a lo largo de mi ejercicio profesional en esta especialidad astrológica (el libro fue publicado en 1984) he visto muchos cuadros de compatibilidad muy prometedores, pero que no llegaron más que a nuevas rupturas porque uno de los miembros de la pareja presentaba claros aspectos de falta de disposición a compartir con otra persona su vida. Por tanto, primero hay que analizar cada carta por separado para ver qué es lo que la persona ha de trabajar en si misma para poder llevar una relación de pareja constructiva.
  1. Separamos en 4 las partes fundamentales de una relación:
  • Atracción mutua: Si no hay suficiente atracción sexual tendrá que haber mucha complementariedad y afinidad para que ambas personas sigan adelante una relación en la que escasea lo físico.
  • Afinidad: Si cada componente de la pareja e tiende y busca en el mundo cosas muy dispares, tendrá que haber mucha química personal y complementariedad para que sigan adelante.
  • Es el conjunto de aspectos que hace que cada componente de la pareja supla o cubra las carencias del otro y no vayan los dos a por lo mismo.
  • Es el conjunto de aspectos que hace del cotidiano un refugio o un campo de batalla. 
  1. Las Cartas Natales en movimiento. Estoy investigando en la práctica, con casos comprobables, los efectos de las direcciones en la mejora de la Compatibilidad de pareja, bajo la siguiente premisa: Cuando una dirección secundaria entre dos planetas concretos que natalmente están en cuadratura (y que por tanto pueden contribuir a una defectuosa predisposición) se coloca en trino, indica que aquella crisis disminuye o desaparece temporalmente y la persona siente un alivio en aquella parte de su personalidad y su vida fluye muy bien en esos asuntos. Depende del aspecto planetario, esa bonanza puede durar de seis meses a un año y medio. Pero cuando la dirección sale de orbe pueden pasar dos cosas: Que la persona haya visto cómo vivir y hacer funcionar mejor su vida y por tanto aprender para que, pasados los efectos del buen aspecto, pueda recordar qué es lo que hizo bien entonces y aprovechar las lecciones de aquel momento para aplicarlas de forma permanente en su vida. O bien quejarse de que ya paso el buen tiempo y seguimos sumidos en la tormenta; en cuyo caso la persona no ha logrado nada. La investigación que publicaré cuando la haya terminado va dirigida a aquellas personas que quieren aprender de todos los momentos de su vida para hacer de ella una aventura apasionante, es decir dejar se quejarse y culpabilizar a otros, e interiorizar todo lo que ocurra que sea aprovechable para crecer.

 

Como se puede ver la carta natal proporciona muchos elementos que pueden ayudar a ambas personas a darse cuenta o ser consciente de su forma de funcionar y como esto puede alejar o acercar a quien tienen delante. La sinastría es una invitación a una vez tomado conciencia quien uno es, comprobar como dos personas en pareja puede crecer mutuamente en su andar por la vida.

 

Juan Trigo | Agosto 2017