Recuerdo que cuando empecé a estudiar astrología una de las fiebres que me asaltó fue la de estudiar las Cartas Natales de gente famosa, y reunió una buena biblioteca de de los llamados libros de AstroData, como el de la AFA, los de Lois Rodden, etc. Y enfrascando estaba yo con este empeño, cuando Emilio Salas, mi maestro, me mostró, como un elemento más de sus enseñanzas, su archivo de Cartas natales de famosos. No era ningún libro sino un archivador de fichas, solo que en lugar de fichas había sobres, y en ellos La Carta Natal del personaje histórico, junto con varios documentos, entre ellos la partida literal de nacimiento y una lista de fechas comprobadas de su biografía con la descripción de lo ocurrido en ellas. Me sorprendió y le pregunté porqué acompañaba a la Carta Natal tanta documentación del famoso en cuestión. Me respondió:
 
“Como no me fio de quién ha ajustado la hora de nacimiento, la ajusto yo para cada personaje”.
 
Así era mi maestro (Saturno en la VI y también en Capricornio). Baste añadir también que en lugar de las tablas normales de efemérides utilizaba las del Almanaque Náutico de la Escuela Naval de San Fernando, Cádiz, porque las posiciones de los planetas vienen en grados, minutos y segundos.
 
Cuando trabajamos para uno de los políticos más prominentes de la transición española a la democracia, me tocó averiguar los datos natales de sus colegas, jefes y adversarios políticos, y ya empecé a constatar que a los datos que iban apareciendo enseguida en el mundillo de la astrología española les faltaba un estudio en profundidad para ajustar la hora de nacimiento.
 
Para redondear esta aportación, concluyo que en el Congreso Ibérico de Barcelona de 2011, presenté una ponencia sobre la rectificación de la Carta Natal de Gandhi, exponiendo en primer lugar que por lo menos yo había encontrado 7 horas diferentes, a la cual más dispar, de nacimiento del Mahatma, para pasar a continuación a un estudio exhaustivo de su vida y ajustar su hora de nacimiento.
 
A todos mis contertulios de Face Book o You Tube que me lo piden les envío, por supuesto gratuitamente, una copia de esta ponencia. Es  mi contribución evitar entrar en la interpretación de una Carta Natal sin un mínimo de comprobación de la veracidad de la hora de nacimiento.  
 
Por tanto, a la hora de lanzarse a interpretar cartas natales de gente conocida, aconsejo prudencia porque precisamente lo que no les interesa a ciertos personajes mediáticos es que se conozca su Carta Natal.